¿Cómo organizar tu tiempo para aprender Ingles?

¿Qué sería más fácil de memorizar?

  • ¿1000 palabras de una historia?
  • ¿Diez historias cortas de 100 palabras cada una?.

La respuesta obvia es la número dos, como podrás haber sido capaz de adivinar y es que las personas aprenden de mejor manera, tomando pequeños fragmentos de información y después organizando internamente lo que percibimos.

A medida que incorporamos piezas adicionales de información en nuestra mente esta se vinculará, clasificará y relacionará con lo aprendido previamente.

Combina entre los enfoques de aprendizaje natural y metódico

Esto no es una tarea complicada si lo manejas de forma eficiente y es que aprender un idioma no tiene que ser caro, sólo necesitas los medios.

La forma más rápida de aprender inglés es ciertamente yendo a un país en particular que habla ese idioma, pero no todos pueden hacer esto. Sin embargo, todavía hay muchas maneras de mejorar tu aprendizaje sin hacer un costoso viaje al extranjero.

Hablamos del aprendizaje natural y es que los niños tienen la capacidad de aprender varios idiomas.

La razón de que lo hagan con mejor capacidad que un adulto es que ellos aprenden a sumergirse en el idioma. Cuando podemos aprender de la misma forma que nuestros hijos, aprendemos de una manera más eficiente, en síntesis, este es el método natural. En contraste con esto, está el enfoque de aprendizaje metódico, que se nos enseña en la escuela o en las aulas de instrucción directa.

Cada individuo tiene un estilo de aprendizaje diferente, por lo que mediante la integración de ambos tipos de aprendizaje puedes ponerse en ventaja. Puede aprender de forma natural, mediante un curso que promete “inmersión” (como los nuestros) o hablando con personas nativas, y en un formato de clase tradicional.

Lleva siempre un diccionario:

Esto puede ser un poco complicado y puede que necesites de una bolsa un poco más grande de la que estás acostumbrado, pero sin duda vale la pena. Un diccionario de bolsillo es una solución o herramienta para que aproveches mejor el tiempo de aprendizaje.

Si vas a viajar y te encuentras con una palabra o una frase que no sabes, saca tu diccionario y buscar la palabra. Parece como una cosa fácil de hacer, pero realmente funciona.

También puedes aplicar esto al caminar alrededor de un área local, puedes escoger elementos aleatorios o lugares y buscar cómo decirlos en inglés. Esto vincula el objeto o situación que estás viendo con la palabra en sí, y tiene un valor incalculable en forzar tu mente para combinar con soltura la palabra con el artículo. También puedes llevar un bloc de notas para después grabar las palabras recién aprendidas.

Toma tu tiempo para pensar en Inglés:

Trata de pensar en todo lo que puedas en inglés.

Suena como una tarea bastante difícil, pero es de gran importancia porque uno de los mayores problemas cuando se estudia un idioma extranjero como el inglés, es el hábito de traducir de forma activa. Si haces de la práctica algo regular, será mucho más natural hablar en el inglés.

Asignar tiempo suficiente para estudiar inglés. Establece un número de horas durante la semana para el estudio y cumple con tu reto, así que toma el tiempo para aprender lentamente, pero de manera constante el idioma.